Elegir el nombre de tu marca

Elegir el nombre de tu marca | 6 pasos para lograrlo

Elegir el nombre de tu marca es primordial si quieres tener algo verdadero que contarle a tus clientes.

Recuerda que nos encontramos en una era donde las marcas han saturado el mercado, por eso, desde el día uno debes prestarle la mayor atención posible.

Hoy quiero ayudarte a responder tres preguntas esenciales al momento de encontrar el nombre de tu marca:

  • ¿Por qué el nombre de tu marca es tan importante?
  • ¿Cómo elegir el nombre adecuado que represente tu marca o producto?
  • ¿Cómo hacer que mi marca destaque en el mercado?

La importancia de elegir el nombre de tu marca

Cuando comienzas a elegir el nombre de tu marca puede resultar una tarea estresante, me atrevería a decir que ha todos los emprendedores nos ha pasado, pero, debo decirte que es uno de los pasos más importantes que darás.

El nombre que elijas para tu marca debe contener la historia que te diferenciará de todos los demás que hacen lo mismo que tú.

¿Cómo hacer para elegir el nombre de mi marca?

Antes de ponerte en la tarea de elegir el nombre de tu marca debes conocer las tres categorías más comunes que existen sobre los nombres de los negocios que son: Imaginativo, Literal y el Metafórico.

Comencemos hablando un poco sobre el nombre imaginativo.

Nombre imaginativo de una marca

Este tipo de nombre no busca resaltar las funcionalidades de tus servicios o los productos, se usan exclusivamente para que la marca pueda crear su propia identidad corporativa.

Cuando una marca tiene un nombre imaginativo puede hacer una historia propia, como es el caso de la empresa Twitter, quienes crearon a través del nombre un concepto de comunicación rápida.

También está Google, quienes se posicionan como la mejor opción para buscar y descubrir.

Nombre literal de una marca

Los nombres literales son aquellos que describen en esencia o que es la marca, sus servicios o productos.

Un ejemplo es: Farmacia Delicias, se sabe por experiencia lo que es el negocio o, Panadería La Libertad, no hace falta tener mucha imaginación para saber que venden ambas marcas.

Nombre metafórico de una marca

Este tipo de nombre es increible y me atrevería a decir que uno de los más utilizados ya que permite conectar a la marca con sentimientos y experiencias.

Colocaré como ejemplo la marca Virgin del empresario británico Richard Branson quien utilizó este nombre metafórico para dar a entender que cuando inició su imperio era un inexperto en el mundo de los negocios.

¿Cómo saber qué tipo de nombre debes elegir?

Aunque sea una elección difícil queda de tu cuenta decidir en qué categoría quieres que esté el nombre de tu marca.

Sin embargo, puedo ayudarte diciendo que los nombres metafóricos e imaginativos son los que mejor se adaptan a cualquier marca.

Además te permite crear toda una historia alrededor de tu marca, dándote ventajas si aún estás comenzando.

Los nombres literales son comúnmente utilizados por empresas establecidas que ya tienen una historia y no necesitan de mucho marketing.

¿Cómo hacer que mi marca destaque en el mercado?

Para poder ayudarte te voy a indicar una serie de pasos que si los sigues te aseguro que tendrás una idea un poco más clara para elegir el nombre de tu marca.

No importa si estás buscando el nombre solo, con tu equipo de trabajo o contratarás a una agencia para hacerlo es importante que conozcas cuales son los pasos a seguir.

Primer paso

Lo primero que debes hacer es analizar el mercado donde se encuentra tu marca y comparar tus productos y servicios con los de empresas similares.

Si tu empresa se parece mucho a las demás optar por un nombre imaginativo puede ser el clavo para diferenciarte por completo de la competencia.

Aunque esto no es del todo confiable, ya que también puedes resaltar los puntos más similares y crear un nombre literal que te posicione como líder de un producto o servicio específico.

Segundo paso

Lo segundo es buscar inspiración, puedes buscar ejemplos de cosas que sientes que se relacionan con tu marca, no tiene que ser solo dentro de tu rubro, puedes buscar inspiración en revistas, tv, internet o donde quieras.

Tercer paso

Utiliza distintas formas de generar ideas como por ejemplo una reunión con amigos que te ayuden con una lluvia de ideas.

Reúne a unas cinco personas o un poco más y durante unos 15 minutos generen distintos nombres, explicales lo que es tu producto o servicio para que den rienda suelta a su imaginación.

Cuarto paso

En una hoja en blanco escribe durante 20 minutos lo que se te venga a la mente que pueda relacionarse a tu marca.

Luego de tener esas ideas plasmadas puedes recurrir nuevamente a tus amigos, muéstrales lo que creaste y deja que conversen sobre lo que ellos opinan.

Quinto paso

Es hora de purificar, si ya tienes la lista de posibles nombres es momento de seleccionar y eliminar lo que no sirve.

En este punto donde ya tienes cierta idea de lo que quieres para tu marca, es recomendable que crees un focus group con tu público objetivo para ver que sensaciones creas en ellos con tus ideas.

Sexto paso

Es momento de usar al señor Google, una vez que tu lista de nombres esté reducida a unos 15 o 20 comienza a hacer una búsqueda de marcas registradas para asegurarte que los nombres en tu lista ya no estén asignados a otras marcas.

También es importante buscar que los nombres elegidos no signifiquen cosas obscenas en otros idiomas.

Recuerda que el nombre que elijas no tiene porque ser perfecto y no sabrás si funciona hasta que lo pongas en uso pero el haber seguido estos pasos seguro te ayudará a tener una idea más clara.

Espero que estos tips te ayuden igual si necesitas saber más puedes escribirme a mis redes sociales o dejarme un comentario debajo.

SobreYare Borges

Soy Comunicadora social en mención organizacional, diseñadora gráfica y escritora. Las relaciones públicas me atrapan y las redes sociales como medios de información y divulgación me apasionan. Realizo el trabajo con el mayor esfuerzo, dejando en cada labor una marca importante positivamente. Mi meta como profesional es hacer un trabajo que humanice y mantenga la solidez y el carácter que merece cada labor.

¡Dime qué piensas del artículo!