Minimalismo en acción, así lo aplico en casa

Desde que practico el minimalismo me siento mucho mejor aunque a veces me despierto apreciando un poco más de lo normal todo lo que tengo a mi alrededor y en cierto momento me siento “menos minimalista”.

Es cierto que muchas personas influyentes en el ámbito del minimalismo han creado retos para tener un mínimo de objetos en su casa pero que yo tenga más no me hace menos minimalista.

No existe nadie en el mundo que te pueda decir cuantas cosas debes tener en tu vida ya que solamente tu eres capaz de determinar eso.

Esta mañana cuando me desperté sentí que aún tenía muchas cosas en casa, me sentí abrumada, pero al tomar un respiro y analizar mi alrededor me di cuenta que la mayoría de las cosas le estoy dan uso.

Aun cuando determiné que la mayoría está en uso decidí hacer una nueva limpieza y quiero compartir con ustedes todo lo que hice.

Comenzando por mi armario

Saqué toda mi ropa a la cama nuevamente, esta limpieza la he realizado mucho los últimos meses porque aun siento que estoy un poco apegada a ciertas prendas de ropa que realmente no conozco.

Esta vez hice algo diferente ya que decidí probarme absolutamente todo y así pude determinar que se quedaba y que no. Aquí les dejo algunas fotos:

A pesar de sentir que tengo mucha ropa me di cuenta que realmente tengo lo que necesito, me gusta mi ropa.

Saqué solo un pantalón para donar y cuatro prendas que voy a arreglar, una recomendación es que no guardes ropa rota o que piensas arreglar, déjala a la vista porque si no nunca la acomodarás.

Debo mencionar que hace unas semanas ya había realizado una limpieza de mi armario y logré sacar casi la mitad de mi clóset.

La foto de la bolsa es de la limpieza que realicé hace varias semanas, la ropa decidí regalarla a personas que la necesitan más que yo.

Ahora vamos con los zapatos

La verdad esta limpieza para mi fue innecesario hacerla ya que tengo siete pares de zapatos y aunque para mi el número no tiene ningún significado debo decir que tengo los zapatos que necesito.

Tengo dos pares deportivos, uno los uso para hacer ejercicio en casa y el otro para salir a la calle, para caminar me gusta estar cómoda.

Algunos se preguntarán ¿porqué no simplificas y usas solo un par de zapatos para la calle y ejercicio? así sería más minimalista según muchas personas.

La verdad es que uso unos viejitos que soy muy cómodos para hacer ejercicio y que no están aptos para salir a la calle, podría agarrar los más nuevos para hacer ejercicio pero no quiero dañarlos.

La verdad dos pares deportivos son lo que necesito para cubrir mis necesidades y por eso amo el minimalismo porque no hay reglas que me digan que estoy haciendo mal.

Tengo dos pares de zapatillas, unos negros y otros rojos. Tengo otros dos pares de zapatos casuales que son tipo Vans que son súper cómodos y puedo combinarlos con toda mi ropa, uno es blanco y el otro dorado, para mi son suficientes.

Tengo un séptimo par de zapatos, estos los dejaré ir ya que no me agradan y son un poco incómodos para mi pié, así que ya tengo algo más para regalar.

Hablemos de los libros

En mi casa tengo varios libros y en casa de mi mamá muchos más, los de mi casa ya los he revisado y hay varios que regalaré y otros con los que me quedaré.

En la casa de mi madre no he realizado la limpieza, aunque casi todos los libros que tengo me gustan mucho.

En el artículo donde hablo cómo cambió mi vida gracias al minimalismo explico que deshacerme de los libros me ha costado mucho.

Soy adicta a ellos, aun cuando no los leo, así que me idee una estrategia para dejarlos ir.

Los apilé y decidí cuales no me causaban felicidad, una vez que los seleccione comencé a recordar quienes dentro de mi circulo de amigos y conocidos les podría gustar esos libros.

A los que les conseguí dueño les hice una tarjeta personalizada para dárselos, al convertirlo en un regalo pude desprenderme de ellos fácilmente.

El resto me encantan y unos pocos aún no se que hacer con ellos.

Cosas que aún me cuesta dejar ir

Ser minimalista es saber que cosas deben estar con nosotros o no, deben darnos felicidad y cumplir con nuestras necesidades.

Actualmente tengo varias cosas que no puedo dejar ir como libretas y material de oficina y la razón es porque deseo enormemente tener mi propia oficina en casa.

No estoy guardando estos objetos “por si acaso”, los estoy guardando porque tengo una meta y es hacer mi espacio de oficina en casa.

Ahora trabajo desde casa ofreciendo diversos servicios pero no tengo un espacio que sienta como mi oficina.

Tengo un pequeño escritorio que por los momentos no cumple con mis expectativas por eso necesito hacer algo para mejorar eso.

¡Me encantaría conocer tu opinión!

*Todos los comentarios son privados y serán contestados por correo electrónico.

También te podría interesar leer:

Durante mis muchos o pocos años he aprendido que uno es lo que quiere ser ¿así o más cliché?, pero es que no hay más verdad que esa, somos lo que atraemos y lo que decidimos ser y por suerte me di cuenta de quién quiero ser.

Gracias a ese concepto hoy puedo sentirme orgullosa de lo que soy, una emprendedora digital y minimalista que busca aprender cada día para seguir cumpliendo sus sueños.

Yare Borges | 2019 Sitio desarrollado por Yare Borges -Todas las imágenes de esta web son tomadas de Freepick

Comenta con tu cuenta de Facebook